(3/19) Complejidad

En este video, Ryan explora los contextos apropiados para emplear el marco Scrum, enfatizando su idoneidad para dominios complejos donde los resultados no siempre son predecibles. Aclara que Scrum no es una solución única para todos los escenarios de entrega de productos, destacando su ineficacia en entornos donde los resultados son claros o lineales.

Ryan presenta el marco Cynefin, desarrollado por Dave Snowden, que clasifica los problemas en cuatro dominios: claro, complicado, complejo y caótico, cada uno definido por sus relaciones de causa y efecto. Explica que Scrum es más eficaz en el dominio complejo, donde los resultados son inciertos y un enfoque de sondeo, detección y respuesta es esencial para sortear la ambigüedad. A través de ejercicios interactivos,

Ryan anima a los espectadores a conceptualizar ejemplos de cada dominio de Cynefin, lo que les ayuda a comprender dónde Scrum puede resultar más beneficioso. Utiliza analogías con las que podemos identificarnos, como hornear para lograr un dominio claro y jugar al póquer para lograr complejidad, para ilustrar estos conceptos vívidamente. El vídeo concluye con un mensaje crucial: la aplicación de Scrum debe ser juiciosa y adaptada a la naturaleza del problema en cuestión.

Ryan enfatiza que comprender el marco de Cynefin puede guiar a los equipos a elegir el enfoque correcto, asegurando que Scrum se aplique donde realmente pueda fomentar la adaptabilidad y la innovación.